fbpx

Un encuentro de aniversario

Un encuentro de aniversario

 

Diez años de encuentros, diez años de muchas emociones, diez años de trabajo para divulgar el concepto de la Biología del Hábitat, como “el único camino para una arquitectura sostenible”. Todo esto y mucho más es lo que se celebró en Aviá (Barcelona), del 2 al 5 de junio, en el X Encuentro de Alumnado del Máster en Bioconstrucción. La cita presencial más valorada para toda comunidad de la que resultó una misma idea, la de “salir reforzados”, “con energías renovadas para seguir trabajando por la bioconstrucción cada uno desde su lugar”.

Un total de 65 personas llegadas principalmente de Cataluña, Madrid, Navarra, País Vasco, Castilla León y Andalucía compartieron talleres prácticos, escucharon los Trabajos de Fin de Máster (TFM) y se pudieron ensuciar las manos en el taller de “Cal y arcillas sobre paredes”, impartidos por Escola Origens. El alumnado también pudo tocar el material con el que se construye una vivienda en Sales de Llierca (Girona) con técnicas de cáñamo y cal.

Un intenso fin de semana con exámenes y exposiciones de proyectos para aquellos que recibieron el diploma acreditativo del Máster, pero donde también hubo tiempo para la diversión y la convivencia entre los grupos de las diferentes ediciones.

Las charlas organizadas por el Instituto despertaron gran interés. Fruto de ello, fue la medición posterior realizada por Juan Antonio Rivera tras su exposición “la electricidad sucia y su efecto en la salud”. El futuro de la sociedad también se presentó más halagüeño gracias al proyecto de Anna Trillo sobre “Bioconstrucción y modelos habitacionales para el envejecimiento activo” y la charla sobre una transición hacia un mundo más sostenible con “Edificios neutros en carbono”, a cargo de Toni Escudé.

Morillo de Tou (Huesca), Vilafranca (Castellón) y Aviá (Barcelona) han sido los lugares hasta el momento donde han tenido lugar estos Encuentros de Alumnado. Gracias a Firhábitat, la feria de la bioconstrucción y la eficiencia energética, que ha sido el mejor marco para el encuentro del IEB. Gracias a todos por compartir el décimo aniversario y esperamos seguir haciéndolo con más ilusión y fuerza para las próximas ediciones.