fbpx

De Ser Urbano a Ser Natural. Estrategias para la reintroducción de la naturaleza en el ámbito urbano

De Ser Urbano a Ser Natural. Estrategias para la reintroducción de la naturaleza en el ámbito urbano

Resumen del Trabajo Fin de Máster en Bioconstrucción IEB de Beatriz Gomáriz, alumna de la 19ª edición.

Hace unos cuantos millones de años que los primeros homínidos comenzaron a habitar la tierra, tan sólo unos doce mil que descubrieron la agricultura, cinco mil desde la aparición de las ciudades, y apenas unos cientos desde que estas se convirtieron en las grandes urbes que conocemos ahora. El proceso de desconexión de la naturaleza ha ido desarrollándose lentamente, llegando en la actualidad a lo que podríamos considerar su punto álgido. Pero… ¿qué consecuencias ha tenido la relación del ser humano con la naturaleza? 

Es quizá ahora el momento en el que debemos volver la vista atrás, analizando cómo se han desarrollado estas relaciones y sus efectos. Enfermedades y patologías que eran en el pasado prácticamente desconocidas forman parte ahora de nuestra normalidad (depresión, ansiedad, estrés, hiperactividad…). La reconexión con el sistema natural podría revertir esta situación, mediante estrategias que traigan de vuelta la naturaleza y sus procesos a la ciudad. Esta inclusión de la naturaleza en la ciudad es capaz de generar innumerables beneficios tanto a nivel medio ambiental, como social y para la salud, pero es la manera en la que la incluimos un factor determinante en cómo se producirán estos beneficios. 

Al aproximarnos al diseño urbano en relación con la naturaleza, se observan diferentes tipos de estrategias. Son numerosas aquellas cuyo fin es eminentemente estético aportando los beneficios más inmediatos que supone la presencia la naturaleza en la ciudad (aumento de la biodiversidad, regulación de temperatura, bienestar mental…), algunas propuestas novedosas son las fachadas y cubiertas vegetales o los bosques verticales del arquitecto Stefano Boeri en Italia. En la renaturalización de la ciudad es crucial tener en cuenta el entorno en que habitamos y la introducción de especies autóctonas, que por voluntad propia se establecerían en ese lugar de no ser porque el ser humano las ha frenado; están perfectamente adaptadas al clima local y suponen un ahorro energético en mantenimiento y gestión. De hecho, es incluso más fácil disponer naturaleza en lugares urbanos que empeñarnos en mantenerlos en cualquier otro estado, ya que esta tiende a la autorregulación. 

Existe también otra tendencia actual, sin embargo, en la que el aprendizaje y entendimiento de los procesos naturales, conlleva la imitación de las estrategias presentes en la naturaleza, como son los jardines de lluvia (que podemos encontrar dentro del plan de estrategias urbanas de Nueva York) o las ciudades esponjas (un bonito ejemplo es el Wuhan Expo Garden en Wuhan, China). Aprovechando de este modo los servicios ecosistémicos se genera un entorno urbano más sencillo de gestionar, al tiempo que se disminuye el gasto energético. 

RUA GONÇALO DE CARVALHO PORTO ALEGRE (BRASIL)

La naturaleza y sus procesos pueden conformar la propia infraestructura de la ciudad. Es ilusionante ver el gran número de iniciativas de restauración ambiental que se están llevando a cabo. Al igual que hemos sido capaces de degradar los entornos urbanos hasta límites exagerados y una vez constatados los devastadores efectos que esto tiene en la vida humana, actualmente hemos llegado al punto de retorno. Restauraciones ambientales como el anillo verde de Vitoria, el vertedero en Wuham o el río Cheonggyecheon en Seul son pruebas más que evidentes de ello. Aunque no sólo el ámbito medioambiental es la clave; el acceso de toda la población por igual a estos entornos y el valor otorgado dependen también de las políticas sociales y urbanísticas.

Es vital la educación y la difusión de niños/as y también de adultos/as para que la conexión con el medio natural y el entendimiento del mismo vuelvan a establecerse. La única manera de que esto resulte efectivo es consiguiendo que la naturaleza vuelva a estar presente en la vida de las personas que habitan la ciudad, y que ellas sean partícipes de ésta. Esto se puede conseguir mediante la iniciativa ciudadana y el asociacionismo y dotando a la ciudad de espacios para que esto pueda suceder, tanto a nivel público como privado. 

El resultado de la investigación realizada para el Trabajo Fin de Master es un documento de carácter divulgativo, que tiene como objetivo concienciar e informar a técnicos/as y ciudadanía sobre los beneficios de la presencia de la naturaleza en la ciudad, mediante el estudio teórico y el análisis de ejemplos.

Puedes consultar el documento completo en https://issuu.com/beatrizgomarizjimenez/docs/de_ser_natural_a_ser_urbano