fbpx
Moho lavadora

Siete consejos contra el moho y las bacterias en el hogar

No es sólo el moho de las paredes lo que puede suponer un problema de salud. Sin una limpieza y mantenimiento regular y minucioso, el moho y las bacterias también pueden formarse en los electrodomésticos como lavadoras, frigoríficos y lavavajillas. Se pueden adoptar medidas sencillas para remediar la situación.

Bernd Kinze es especialista en mediciones en bioconstrucción IBN con muchos años de experiencia. Por lo tanto, ha visto muchas cosas en pisos y edificios que pueden causar enfermedades. Lo más valioso son sus consejos:

1. Lavadora

Se recomiendan las siguientes medidas para la desinfección básica:

  • Limpiar a fondo el cajetín para el detergente con un cepillo para lavar platos y un detergente doméstico y desinfectar con un desinfectante a base de alcohol (por ejemplo, Impressan).
  • Llevar a cabo un primer ciclo de lavado en vacío a una temperatura igual o superior a 95 °C y luego el vaciado completo de la lavadora.
  • A continuación, otro ciclo de lavado a 95°C como mínimo con un limpiador higiénico a base de cloro (por ejemplo, DanKlorix, aprox. 450-500 ml) para la desinfección (¡por favor, cierre la puerta y abra la ventana!) y realice un vaciado de nuevo.
  • Después de cada proceso de lavado, la lavadora y el cajetín del detergente deben abrirse para secarse.

Sugerencias: Si siempre se abre la lavadora y el cajetín del detergente para su secado, ya no es necesario tratar la lavadora con un limpiador higiénico a base de cloro (¡y contaminante de las aguas residuales!). Si es posible, es preferible lavar a 95 °C, aunque esta opción a veces ya no es posible con las lavadoras más modernas.



(1) Lavadora – cajetín de detergente contaminado. (2) Lavadora en el interior. (3) Refrigerador – bandeja de agua de descongelación en la parte trasera. (4) Lavavajillas – colador. (5) Máquina de café – depósito de posos
(6) filtro de agua – marrón descolorido

2. Inodoro y sifones

Como medida inmediata y puntual, el inodoro y los sifones del lavabo, fregadero, cisterna, ducha y bañera deben desinfectarse a fondo, por ejemplo, con Domestos.

Enjuaga regularmente con agua hirviendo los sifones de los lavabos, cisternas, fregaderos, platos de ducha y bañeras (no en el WC).

3. Nevera

Añade dos cucharadas de esencia de vinagre a la bandeja de agua de descongelación una o dos veces al año a través de la canaleta de descongelación del interior del frigorífico.

Mantén el frigorífico escrupulosamente limpio. Limpia las superficies con esencia de vinagre sin diluir (utiliza guantes de protección).

4. Lavavajillas

El lavavajillas debe desinfectarse a fondo con un limpiador especial para lavavajillas a base de ácido cítrico. Un limpiador de vapor es bueno para la limpieza regular.

5. Máquina de café

Renovar diariamente el agua potable del depósito y vaciar, limpiar y secar bien el depósito de posos. Limpia a mano con agua limpia todas las piezas desmontables, como el portafiltros o unidad de preparación, al menos una vez por semana según las instrucciones del manual de instrucciones y sécalas bien antes de volver a instalarlas.

Lleva a cabo programas de descalcificación y limpieza de manera constante, de acuerdo con la información que aparece en la pantalla o en las instrucciones de funcionamiento. En caso de infestación de moho, todos los componentes deben ser desinfectados.

6. Filtro de retrolavado de agua potable

Enjuaga tu filtro de retrolavado de agua potable (normalmente junto a la conexión de agua potable) 4 veces al año (consejo de lectura: Filtros de agua potable en el hogar: ¿maldición o bendición?). Si tienes un filtro de agua potable con elementos filtrantes, sustitúyelo 1 vez al año

7. Cepillo de dientes

El cepillo de dientes debe cambiarse más a menudo (por lo menos 4 veces al año) y, especialmente en el caso de infestación por levaduras, debe sumergirse brevemente en agua hirviendo con más frecuencia (cada tres días). El cepillo de dientes debe ser colocado con la cabeza hacia arriba para facilitar su secado.

¿Qué más debemos considerar?

Se recomienda mantener todos los objetos enumerados escrupulosamente limpios en todo momento, limpiarlos mecánicamente con regularidad (2 veces al año) y desinfectarlos (por ejemplo, con Domestos).

En principio, los agentes químicos deben evitarse a largo plazo (Consejo de lectura: Cinco remedios caseros pueden reemplazar una farmacia). Sin embargo, suelen ser inevitables para la desinfección inicial.

Los agentes utilizados deben ser cambiados, de manera que se evite la resistencia de los gérmenes, las bacterias y los hongos.

El calor a una temperatura superior o igual a 95 °C es un excelente medio de desinfección para los hongos levaduriformes o levaduras.

Los limpiadores a vapor son particularmente buenos para desinfectar superficies y para el lavavajillas, el fregadero de acero inoxidable y la lavadora. Pero ten cuidado con la porcelana revestida (lavabo, inodoro, bidé, etc.), primero pregunta al fabricante si el revestimiento es resistente al calor.

Autor: Bernd Kinze
Bernd Kinze, de Oekoplan Spessart, es ingeniero de calefacción cualificado, especialista en mediciones en bioconstrucción IBN y titular de una asesoría en bioconstrucción IBN en Aschaffenburg.