fbpx

Casa unifamiliar orgánica en un pueblo de Huesca

Damos a conocer un nuevo proyecto de Petra Jebens-Zirkel, arquitecta y presidenta del IEB: una casa familiar orgánica ubicada en una pequeña localidad de Huesca.

Las fotografías han sido realizadas por Xavier D’Arquer Blanc, de Doble Estudio.


Se trata de una vivienda para una familia joven, en forma rectangular pero con los vértices redondeados, por lo que adquiere una especie de óvalo. La altura del edificio es irregular, ya que la cubierta sube y baja. Crea una especie de onda y permite la posibilidad de añadir una planta bajo cubierta en el lado este con amplias vistas. Se da prioridad a esta fachada.

El inmueble se localiza en un pueblo pequeño cerca de la ciudad de Huesca, entre varias casas vecinales. Se provecha el estrecho espacio con las necesarias distancias a linderos. La forma de la planta ha sido resultado del aprovechamiento máximo del lugar y de las posibilidades que ofrece.

Por su parte, la entrada principal se encuentra en el noroeste, con acceso inmediato desde la entrada a la parcela. A la sala de caldera se accede desde el norte, de manera independiente de la vivienda, y existe otra entrada desde el jardín y huerto del suroeste.

 

Casa orgánica en Huesca. Xavier D'Arquer Blanc, de Doble Estudio.

Espacio principal a diferentes alturas

El espacio principal de mayor tamaño, en diferentes alturas, según los movimientos de la cubierta, da lugar la sala-comedor y cocina, desde donde se encuentra la escalera en curva que sube al altillo. Además, hay dos dormitorios, un baño y una despensa. En total, se cuenta con una superficie construida de 120 m2, incluido el altillo de 21 m2.

 

Casa orgánica en Huesca. Xavier D'Arquer Blanc, de Doble Estudio.

El edificio compacto está levantado sobre zapatas (para los pilares) y zapatas corridas (para el muro de carga) de hormigón armado. Los muros de carga constan de bloques de tierra mezclados con cal y cáñamo de 30 cm de espesor (Cannabric). Existen 2 pilares céntricos de madera donde reposan las vigas maestras de forjado y cubierta.

Se colocaron láminas de EPDM para evitar humedades por capilaridad. La solera de cal, encima de un lecho de grava de 11 cm de espesor y una lámina de PP, es de 15 cm de espesor. Encima se vertió 8 cm de mezcla de granulado de corcho natural, cal y arena. Una vez que estuvo seca, se instaló tarima de madera de castaño en toda la vivienda, con excepción de las zonas de cocina y baño, donde se colocó baldosa de barro cocida.

Forjados y cubiertas de madera

Los forjados y la cubiertas se componen de entramados de madera de diferentes dimensiones, tratados con productos naturales. La cubierta, con fuertes inclinaciones variadas, cuenta con un aislamiento de 20 cm de corcho natural y las correspondientes impermeabilizaciones, con el fin de poder ejecutar la cubierta ajardinada con 20 cm de tierra vegetal. Toda la carpintería es de madera también.

 

Casa orgánica en Huesca. Xavier D'Arquer Blanc, de Doble Estudio.

En cuanto al revoque, el interior es de arcilla de diferentes tonos y el exterior de cal aérea, pintado con pintura de silicato. El sistema de calefacción consta de una estufa de leña ubicada en la sala y una caldera de biomasa para suelo radiante y agua caliente sanitaria. Asimismo, la casa cuenta con un colector solar.

 

Casa orgánica en Huesca. Xavier D'Arquer Blanc, de Doble Estudio.
Casa orgánica en Huesca. Xavier D'Arquer Blanc, de Doble Estudio.

El resultado del edificio es satisfactorio: la familia está muy a gusto con su nuevo lugar. Por su forma única, tanto desde dentro como desde fuera y en cada ángulo de vista, la casa resulta diferente y sorprende. Es un ejemplo de arquitectura orgánica adaptado a este lugar, muy específico entre edificios vecinales convencionales.